image
Conoce los principales órganos del Partido y sus miembros en la provincia de Málaga.
boton
boton
boton
image
Suscríbete y recibirás nuestras publicaciones en tu correo electrónico.
image
Entra y forma parte de nuestra red de ciberprogresistas en la provincia de Málaga.
boton
image
Consulta las sedes del PSOE en nuestra provincia.
boton
boton
image
Para ver correctamente algunos de los contenidos pdf es necesario tener instalado Acrobat Reader icono
Para ver correctamente algunos de los contenidos flash es necesario tener instalado Shockwave Player
icono
Creative Commons License
Homepage/Web del PSOE de Málaga está protegida por la licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España.
Creada por el Departamento de Comunicación Multimedia del PSOE de Málaga.
Los permisos de esta licencia están disponibles en PSOE de Málaga.
Historia del PSOE

El Partido Socialista se fundó clandestinamente en Madrid, el 2 de mayo de 1879, en torno a un núcleo de intelectuales y obreros, fundamentalmente tipógrafos, encabezados por Pablo Iglesias. El primer programa del nuevo partido político fue aprobado en una asamblea de 40 personas, el 20 de julio de ese mismo año.

El PSOE fue así uno de los primeros partidos socialistas que se fundaron en Europa, como expresión de los afanes e intereses de las nuevas clases trabajadoras nacidas de la revolución industrial. Desde entonces, ha orientado su labor hacia el logro de los grandes ideales emancipatorios del socialismo, con los cambios lógicos de estrategia que los momentos históricos han impuesto en cada caso, y que libre y democráticamente han decidido el conjunto de los afiliados.

El desenlace de la guerra civil abrió un periodo histórico difícil para la sociedad española, en general, y para los socialistas, en particular. Sin embargo, el PSOE durante el franquismo desarrolló una significativa acción opositora, participando en las huelgas de los años 50 y 60, enfrentándose a la dictadura en condiciones muy duras y sometido a una constante persecución policial. Ya en los años 70, el PSOE se convierte en una seria amenaza para el declinante régimen franquista, por sus relaciones con las fuerzas democráticas europeas y su imagen de partido socialista democrático dentro de España. En 1974 se celebra en Suresnes (Francia) el 26 Congreso del Partido, que elige a Felipe González Secretario General. La legalización del Partido Socialista se produce en febrero de 1977. La creación, junto con otros partidos democráticos, de una coordinadora común de oposición y negociación, obliga a abrir un proceso de reforma política que desemboca en las elecciones democráticas de 1977, en las que triunfa la UCD, mientras el PSOE se consolida como el primer partido de la oposición.

El primer gobierno socialista de 1982, presidido por Felipe González y con Alfonso Guerra como vicepresidente, desarrolló una política orientada, por un lado, a profundizar y asentar la democracia, y, por otro lado, a impulsar una importante serie de reformas, entre las que se destacan la profesionalización de las Fuerzas Armadas, la plena funcionalidad del modelo de Estado de las Autonomías, la reforma educativa, las medidas de saneamiento económico y el impulso a una legislación modernizadora en temas como la despenalización del aborto y la igualdad de la mujer. Todo ello permitió crear un nuevo clima de confianza ciudadana en las instituciones. Otro aspecto de gran relevancia, en esta primera etapa, es la plena incorporación de España a las instituciones internacionales occidentales y, muy especialmente, la adhesión a las Comunidades Europeas, que se produjo el 12 de junio de 1985, entrando en vigor el 1 de enero de 1986. España dejó de ser un país aislado y se convirtió en una de las naciones más activas en los foros internacionales.

En 1986, el PSOE obtiene nuevamente en las elecciones generales la confianza mayoritaria de los ciudadanos españoles. Entre las labores más apreciables de la "década del cambio" destacan la ampliación de la cobertura sanitaria a más de seis millones de personas que, hasta entonces, estaban excluidas del derecho a la prestación pública; el incremento del número de pensionistas en un 35%, concediendo un total de dos millones de pensiones nuevas a personas que hasta ese momento no percibían ninguna contribución; la ampliación de la cobertura de desempleo; la garantía de educación gratuita y obligatoria de los menores de 16 años y el fortísimo incremento del número de becas. En la primera década de Gobierno socialista se impulsó un programa de modernización de las comunicaciones sin precedentes en la historia de España, que dio como fruto la construcción de nuevas autovías, la modernización de toda la red de carreteras, la introducción del tren de alta velocidad y la puesta en marcha de un satélite de comunicaciones español, entre otros avances.

En el ámbito del Partido, el PSOE ha realizado en este tiempo un esfuerzo de integración y apertura que ha facilitado la incorporación a la organización socialista de otros sectores de la izquierda española, como el liderado por el ex vicesecretario general del PCE, Enrique Curiel (1990), el Partido de los Trabajadores de España (1991) y Euskadiko Ezkerra (1993). Ese mismo año (1993), el PSOE vuelve a ganar las elecciones generales.

Durante ese mismo periodo, Felipe González se ganó el prestigio internacional con gestiones como las varias presidencias de la UE, a la que España se adherió durante su mandato de 1986.

Los 141 escaños conseguidos en las siguientes elecciones de 1996, aunque no permiten al PSOE seguir con su proyecto de gobierno, sirvieron para crear una oposición fuerte, una trayectoria que se mantuvo en las elecciones siguientes del año 2000, que también sirvió para alzar a José Luis Rodríguez Zapatero como secretario general hasta hoy.

Los nuevos aires de cambio que entonces se respiran en el electorado socialista consiguen reflejarse en los resultados electorales autonómicos y municipales de 2003, un predecente de la victoria socialista que vendría un año más tarde, que coincide con el 125 aniversario del PSOE.

La restauración de la credibilidad llevada a cabo por Zapatero tras los ocho años de gobierno del PP, calan hondo entre la ciudadanía, que da su confianza en un proyecto socialista conectado de nuevo con la sociedad, dialogante, renovado, ambicioso, sólido y esperanzador. De nuevo, el país comienza una senda transformadora en la que la igualdad entre hombres y mujeres y la plena integración de colectivos minoritarios olvidados por el PP. 

Esta trayectoria se mantiene hasta el 37 Congreso Federal de 2008, en el que el PSOE renueva su compromiso para incorporar a la titularidad de los derechos de la gente trabajadora. Desde enconces, el PSOE ha tomado medidas para integrar a personas con discapacidad o que se encuentran en nuestro país como fruto de la inmigración. 

La segunda legislatura de Zapatero también reivindica los valores de la izquierda, con especial interés en paliar los efectos de una crisis económica que ha venido de la mano de los sectores neoconservadores. 

Unas premisas que se resumen en la siguiente intervención de Rodríguez Zapatero ante el 37 Congreso: "nuestros compromisos sociales son más válidos ahora que en tiempos de bonanza, compromisos que mantendremos tanto para el interior como el exterior, con especial énfasis en la apuesta por la mejora de las infraestructuras, la inversión en energías renovables y el apoyo a la I+D+i".

 

boton
image
bullet
NOVIEMBRE
2017
 
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
imagen
boton
Red PSOE Malaga
boton
image
image
Redes destacadas...
Flickr
Facebook
Twitter
You Tube
Redes Afines
Enlaces de interés
PSOE-A de Málaga. C/ Fernán Núñez, 16. Tlf: 952980000 (centralita) y Fax: 952980001. 29002 Málaga.
Pueden dirigir sus dudas y/o sugerencias al correo eletrónico: info@psoemalaga.es. Política de privacidad